domingo, 10 de mayo de 2009

Internet ha ganado, es hora de unirse a él

Alcorcón, 10 de mayo de 2009. Adaptarse o morir. Eso es lo que debería pensar la nueva ministra de cultura, Ángeles González Sinde. La solución en la guerra contra las descargas ilegales de obras audiovisuales está bastante lejos de las ideas de las que parece partirán sus actuaciones. Internet tiene ya mucha más fuerza que cualquiera de las industrias culturales a las que se enfrenta en esta batalla. El único recurso que tienen es enterrar el hacha de guerra y unirse a su ciberenemigo.
La salida del atolladero en que están metidas las empresas de la cultura no es tan complicada. Intentan luchar y derrotar a un contrincante que ha ido creciendo muy rápidamente y les ha hecho mucho daño. Ya han podido comprobar que así no consiguen nada, pero siguen por el mismo camino. Los gobiernos ayudan con leyes inservibles ante el poder de la tecnología y parece que de momento así seguirá siendo. Afortunadamente ya hay gente que busca otro tipo de salidas a la crisis cultural. Poco a poco, las empresas van uniéndose a portales como Youtube para paliar el problema.
Éste parece ser el camino que han de seguir, pero no para todos es rentable. La verdadera rentabilidad ha de venir de donde lo hace en otros muchos sectores. La publicidad es el elemento decisivo en este jaque a la cultura. Ya hay páginas que ofrecen contenidos gratuitos y de buena calidad a cambio de ver banners o spots, dependiendo del producto. Si la televisión puede financiarse de esa manera, también la industria musical o la cinematográfica pueden hacerlo. La solución, por tanto, es ofrecer los contenidos por el medio “enemigo” buscando un método de financiación alternativo.


José Manuel Álvarez Canales

domingo, 3 de mayo de 2009

La crisis de los medios y su problema de adaptación al futuro

Alcorcón, 3 de mayo de 2009. La crisis de los medios no tendría que ser tal si lo convirtieran en una oportunidad. Los periódicos y televisiones no están cayendo porque baje el consumo de medios, sino porque la gente consume otro tipo de productos audiovisuales. Todas las televisiones están sufriendo fuertes descensos en sus audiencias. La 1 ha sido la líder generalista del pasado mes de abril con un 16.1 de cuota de pantalla, el índice más bajo jamás visto para ganar un mes.

Esto no quiere decir que la gente esté dejando de consumir medios, sino que tiene hábitos distintos. Las temáticas, por primera vez en la historia, han superado a todas las generalistas. También aumenta mucho últimamente el consumo de productos audiovisuales por internet. Las cadenas de toda la vida están tardando en acostumbrarse a las nuevas tecnologías y por eso están sufriendo aún más la crisis. Algunas se asocian tímidamente con portales como Youtube. Otras, como Telecinco, se dedican a denunciar a la página de videos, en lugar de aprovechar una nueva ventana de exhibición.

Los periódicos sufren algo similar. Concentran sus esfuerzos en la edición impresa en lugar de impulsar sus ediciones digitales, que muy probablemente serán las que manden en el futuro. Las empresas audiovisuales deberían comenzar a entender la crisis de los medios audiovisuales de otra forma. Los chinos usan la misma palabra para denominar la crisis y la oportunidad. Si se adaptan a las nuevas tecnologías ahora, tendrán la oportunidad de seguir siendo la referencia informativa y de entretenimiento como lo han hecho hasta hoy.

José Manuel Álvarez Canales